su compra


0 libro(s) - AR$0.00 Euros Dólares US
0 libro(s) - U$S0.00 Euros Pesos
0 libro(s) - €0.00 Pesos Dólares US
Usuario: Clave:
Registrarse
Facebook Twitter viernes 14 de mayo del 2021 14-05-2021
Tapa del libro MUJERES Y PODER

MUJERES Y PODER

UN MANIFIESTO

Ver Biografía

Disponible Disponible

Autor: BEARD, MARY

Origen: Argentina

Editorial: CRITICA

ISBN: 978-987-4479-07-5

Origen: Argentina

$ 850.00 Icono bolsa

7.08 U$S 10.62

ste librito de poco más de cien páginas está destinado a integrar la bibliografía básica sobre nuestro presente. Mujeres y poder, un manifiesto, de la historiadora británica Mary Beard, es una caja de herramientas para analizar los lugares que se ha concedido a las mujeres. Beard es la historiadora clásica de Gran Bretaña que reúne calidad académica sobre su especialidad, el imperio romano, con una ágil prosa de divulgación. Titular de dos cátedras en la Universidad de Cambridge, está al frente de las series documentales de historia romana producidas por la BBC. Es también la editora de las páginas del TLS, el Times Literary Supplement, en el que hace años lleva el blog A don’s life. Y es la twittera metódica que, para promover su participación en un panel, se pregunta si el #MeToo traerá cambios efectivos entre los sexos o servirá nomás para regalar casos resonantes a los abogados.

Este Manifiesto contiene dos conferencias dictadas en el Museo Británico, en 2014 y 2017. La primera, “La voz pública de las mujeres”, examina diversas escenas de censura masculina en la Antigüedad; fue motivada por los ataques de ciberbullying que llevaron a The New York Times a apodarla “Matatrolles”. La segunda, “Mujeres en el ejercicio del poder”, se inscribe en la presente oleada de feminismo global.

Por cierto, estos breves ensayos resultan impensables sin la experiencia de la historiadora en la blogosfera, cuando a raíz de su presentación en el programa televisivo Question time, fue atacada con comentarios de una grosería virulenta irreproducible. Vaya apenas uno, para no dar más ideas: “Si Beard lleva las canas de ese largo en la cabeza, “¿barrerá el piso con el vello púbico?” Hoy ella afirma la misoginia era tan grave que hasta resultaba impersonal. Las agresiones llegaron a tal punto, que Twitter debió intervenir.

La principal inquietud de este manifiesto son los procedimientos por los que históricamente se desautorizó la voz pública en las mujeres, con su consiguiente segundo plano en la acción política. Esos usos no solo se transmiten en “discursos” explícitos, sino que han desplegado una imaginería y un corpus literario, empezando por Homero, Esquilo y Ovidio. Beard no propone discursos de barricada –no es una activista al estilo estadounidense –, sino mirar la Historia y detectar sus rémoras, la supervivencia de una ideología (fósil) que “de manera haragana” identificamos con la etiqueta de misoginia. Así, la rastrea en la materia que más conoce, la mitología grecorromana. Pero es radical en su colofón: “Si no resulta fácil encajar a las mujeres en una estructura codificada de entrada como masculina (así define ella el poder), entonces lo que hay que hacer es cambiar la estructura.” Beard también mira los medios de hoy, las parodias del programa Saturday Night Live (y por qué la imitación de Melissa McCarthy es la que más enfurece a Trump, por subrayar su debilidad).

Intriga conocer su mirada sobre las mujeres del poder en Latinoamérica, la región que más alternativas ha ofrecido para una voz pública (pese a los claroscuros). Pero no está familiarizada con la región. Estas fueron las respuestas al cuestionario, enviado por correo.

-Usted rastrea el veto masculino a la voz pública de la mujer hasta ‘La Odisea’ y el personaje de Telémaco. Nos separan milenios de Homero.

-Sí, porque con el inicio mismo e la literatura occidental asistimos al momento en que se silencia a la mujer. Me refiero a la escena en que, mientras Ulises busca volver a casa de la guerra, su esposa Penélope baja a la sala. Allí mismo descubre a un bardo, que está cantando la terrible ordalía de los héroes en su regreso. Razonablemente, ella le pide que cante algo más alegre. Pero su joven hijo, Telémaco, la hace callar: “Madre, los discursos públicos son asunto de varones. Vuelve arriba”. Y ella obedece. Lo que siempre me llamó la atención no es que el joven silencie a su madre sino que en la obra de Homero, eso sea parte del proceso de crecer. En otras palabras, todo muchacho se hace hombre silenciando a las mujeres. No digo que esto explique el silencio de las mujeres pero sí refleja que es una práctica muy antigua.

-Si lo llevamos hasta el siglo XIX, el destino biológico de la mujer, llamada a mantenerse alejada del poder, es reproducido en pinturas, por ejemplo en fantasías sobre la antiheroina Clitemnestra. ¿Cómo explica que persista en nuestro mundo posmoderno?

-Es que la coordenada cultural básica, en Occidente, fue establecida en la Antigüedad clásica. Se puede decir que desde el Renacimiento generaciones de varones crecieron admirando –y haciendo que otros admiraran- los textos clásicos. De hecho, fue de esos textos donde aprendieron sus actitudes rectoras. Además del hostigamiento y el paternalismo , existe en los varones algo sutil, el rechazo a escuchar… Las mujeres hablan sin que se las escuche.

- ¿Cómo hemos colaborado las mujeres en perpetuar ese silencio? La poeta mexicana Sor Juana Inés de la Cruz acuñó el concepto de “las tretas del débil” para referirse al uso ingenioso de las desventajas.

-En parte, ellas habrán internalizado “las virtudes” de su silencio. Y ocasionalmente lo habrán subvertido. Pero no lo veo como un “problema” de las mujeres, sino de los varones, del discurso masculino.

-¿Por qué sigue siendo difícil aceptar la autoridad del conocimiento en una mujer? ¿Cuáles tácticas la rebajan?

-Creo que es la voz... Las mujeres que hablan son vistas como “antinaturales” y al mismo tiempo, sus voces son definidas como desprovistas de autoridad. Son “lloronas”, chillonas, gritonas… A veces se las describe casi como próximas a los animales (¿no ladran acaso?). Me llama la atención que en inglés el adjetivo “profundo” refiera a un tono de voz esencialmente masculino y también a un contenido denso y pleno de autoridad. /////////////// Matilde Sàmches. Clarin

Afinidades electivas
Otros libros del autor
Autor Título Editorial Precio
BEARD, MARY LA CIVILIZACION EN LA MIRADA CRITICA Icono disponible $ 1420.00